EXTREMODURO 1988/2008 CAPÍTULO 9. El grupo cambia de caras. Año 1993

estadio placentino | domingo, mayo 11, 2008 | 2 comentarios

Ya en 1993, a inicios de año Robe decide cambiar de aires y se instala en Barcelona donde conforma los Q3, una banda paralela, para dar bolos exclusivamente por Calaluña ante la desgana y falta de motivación existente en el seno interno de EXTREMODURO.

Días más tarde, la formación se empieza a desintegrar con las salidas del batería Luis Iglesias 'Von Fanta' y el bajista Carlos 'El Sucio'. Este hecho no fue obstáculo para interrumpir las actuaciones en directo. En tiempo récord rehizo su banda con nuevos músicos que encontró en Rubí (Barcelona) y, de esa guisa, la reputación transgresiva y anárquica que Robe se había ganado a conciencia como líder de EXTREMODURO encuentra una nueva dimensión. “Cada uno tenía su propio problema, nos encontrábamos muy separados: uno en Murcia, otro en Barcelona, el otro en Extremadura. Además, a nadie le importa. Había una distancia física y mental que nos separaba y una desgana total. En ningún caso fue por criterios musicales diferentes. Además, es difícil vivir en este país de la música y si no tienes muchas ganas te vienes abajo" (Robe, 1993).

Su primera comparecencia se produjo en la archiconocida Sala Zeleste de Barcelona junto a VIZIO y REINCIDENTES. El respetable sabía que había algún cambio en la banda, pero cuando salieron cuatro nuevos miembros nadie supo qué pensar. Jorge Pérez 'El Moja' tomó las baquetas y la vacante de Carlos 'El Sucio' la ocuparon dos bajistas: Ramón Sogas 'Mon' y Miguel Ferreras. Además, otro guitarrista, Eugenio Ortiz 'Uge' se incorporaba en algunos temas. Por tanto, excluyendo a Robe, sólo quedaba su inseparable amigo fiel desde el principio: Salo. De esta forma, EXTREMODURO se presentaba en escena con dos guitarras y dos bajistas. “De un bajista pasamos a dos: 'Mon', bajo de cuatro cuerdas, y Miguel, bajo de cinco cuerdas. Los convencionalismos no nos van para nada. ¿Por qué en una formación, si hay dos guitarristas, no pueden haber dos bajos? En una canción, uno hace de base mientras el otro va punteando. Aunque vayamos en la misma escala, vamos a octavas diferentes, buscando sonidos completamente nuevos (Robe, 1993)”.

Durante el segundo semestre del año 1993 se produce la gestación del del cuarto disco en los locales Rubi-Rock, mientras la intermitente gira de REINCIDENTES y EXTREMODURO toca a su fin. Selu (sobre todo y de una manera especial) congenia con Robe. “Siempre que veo en el mundo del arte a alguien con talento, a alguien trabajador y echado adelante, me fijo en él. Puedes estar de acuerdo con el contenido o no, pero el Robe lo hacía bien (Selu, 2007)”.

Robe, con material más que suficiente para engendrar un nuevo plástico, plantea a la discográfica grabar su primer disco en solitario, pero le conceden un presupuesto mínimo, con lo que decide preparar un trabajo de grupo. “Querían darme una sola semana para grabar y mezclar. No quería hacer otra chapuza, de manera que he preferido grabar otro disco con el grupo (Robe, 1993)”.


Cuando ya tienen el disco prácticamente listo, Robe decide aparcar el proyecto hasta después del verano. Tras estar julio y agosto parado, EXTREMODURO actúa en Madrid, Barcelona y Euskadi. El primer concierto será en Mora d’Ebre (Tarragona), donde se ven muchos cambios con respecto a lo anterior. "En el último concierto que dimos de DELTOYA acabé en pelotas en el escenario. Osea, que alguna diferencia habrá. La historia será como siempre, desparramar y un poco lo que salga. Nunca haremos ninguna canción igual, porque el lema del grupo es que el exceso de trabajo sustituye a la falta de talento. No queremos que a la gente que va a ver nuestro conciertos le dé la sensación de que está viendo un vídeo. Bajo una base improvisaremos cantidad. No queremos dar la impresión de estar pelando gambas (Robe, 1993)”.

Selu le plantea la idea de grabar un disco conceptual, con músicos variados y otro enfoque distinto al típico disco de rock. “Tenía mi grupo que estaba por encima de todo, con sus estructuras y sus miras. Pero quería hacer algo, no un grupo, pero si colaborar con gente. Pensé en otros músicos, gente de LA POLLA, desde luego el Robe… buscaba acción (Selu, 2007)”.

Al final se embarcan Gary, batería de sus amigos de Zaldíbar, QUATRO CLAVOS, Iñaki 'Uoho' Antón de PLATERO Y TÚ a la guitarra y Diego Garay 'Dieguillo' de QUEMANDO RUEDAS al bajo. Además, desinteresadamente, Fito Cabrales se asoma a la grabación con su guitarra flamenca. Para la portada y alguna voz acude Ramone de CAPITÁN KAVERNÍCOLA y para redondear la jugada toman prestados textos del poeta de Puerto de Béjar MANOLILLO CHINATO y del valenciano SOR KAMPANA.

En el mes de agosto entran en los estudios de Lorentzo Records de Bérriz (Vizcaya) y llevan a cabo la grabación de un solo tema de más de media hora de duración que se queda guardado en un cajón. “En principio me había imaginado toda esta historia como una gira y un disco. La gira unía a los grupos que estábamos involucrados. Quería juntarlos aunque algunos no fuesen muy conocidos fuera de Euskadi. Se trataba de que actuaran los cinco grupos y al final nos juntábamos todos y hacíamos el disco. Esa era mi teoría. Hubiese sido una gira muy potente, hubiese reventado todo, éramos grupos profesionales que estábamos en alza (Selu, 2007)”.

De esta forma, la PEDRÁ, creada en 1993, tardó dos años en ver luz. Antes saldría el cuarto álbum del grupo, '¿DÓNDE ESTÁN MIS AMIGOS?', del que informaremos en el siguiente capítulo.

Categoría:

2 comentarios

  1. TripiJB says:

    Muy bueno, gracias por esta biografía de la parte más oscura (menos conocida, para mi) de Extremoduro.

    Saluz!!!

  2. Anónimo says:

    Calaluña? Ufffff.