La actuación de Robe confirmó la plenitud de su estado de forma (por M.P.)

estadio placentino | martes, junio 03, 2008 | 4 comentarios



Comenzó DELTOYA y cayó el velo que separaba trece años a EXTREMODURO de su audiencia autóctona. Apareció un generoso despliegue de luminotecnia y sonido con Robe, de vuelta a la vida, de vuelta a los escenarios. Irrumpió como un ciclón para centrifugar su leyenda y despidir la tormentosa noche del sábado sobre un campo de futbol convertido en un lodazal.

Con un saludo muy emotivo "Aupa. Buenas noches.Ya estamos aquí. Por fin. Por fin!!!" acogió a sus más allegados seguidores y enlazó SOL DE INVIERNO. Sonaron dos clásicos más: HISTORIAS PROHIBIDAS y GOLFA; para comenzar una fase menos intensa, dando cabida a su presente creativo más inmediato con los dos primeros fragmentos “Vamos a tocar un poquito del nuevo disco, tan nuevo que aún ni siquiera lo es”.

Robe, patrimonio vivo de Plasencia cantó bien, muy bien. Escasearon sus palabras entre tema y canción. Optó por ceder el protagonismo a su garganta aprovechando que goza un estado de forma envidiable. Un par de tímidos ramalazos de furia, esa que le consagró antaño “¡Que vienen las Ferias¡ ¡Qué llegan las ferias, cojones!” le bastaron para estremecer al respetable y más si cabe, cuando asestó “que sentía lo que hacía allí, en Plasencia, su ciudad natal”.

En un concierto ágil y completo después de una hora de actuación, incluyeron una pequeña dosis de PEDRÁ para quebrar en beneficio del descanso. Al cuarto de hora, más que menos, TÚ CORAZÓN y un 'riff' de guitarra del incansable Iñaki 'Uoho' Antón, le clausuraron.

Con una envidiable alineación compuesta por el polifacético HUSH Félix Landa en la ocasional tercera guitarra, coros y percusión; Aiert Erkoreka en los teclados; Miguel Colino en el bajo y José Ignacio Cantera en la batería; todos, junto a Iñaki y Robe, fueron responsables en mayor o menor medida de que el concierto gozara de versatilidad. Junto a estos, en otro nivel pero con idéntica implicación, los técnicos backline: Juantxu 'Mongol' Olano, Francisco Morales 'Nitrato' y Sergio, de una parte; y, de otra, en monitores de sonido íñigo Etxevarrieta y el exFITIPALDIS Batiz, se repartieron también los galones.

Las emociones más extremas llegaron para los nostágicos en la entrega remolona de JESUCRISTO GARCÍA y ecléctica J.D CENTRAL NUCLEAR a las que impregnaron un aire nuevo, distinto al de la última gira por el nuevo tratamiento a nivel de guitarras que reciben.

Más patente fue el clamor de los incondicionales con PUTA ¡Más que puta! un tema que se hizo esperar pero que levantó a todo el mundo, y con el que el cantante anunciaba el final del concierto, al que aún le quedaban los bises.

Con una despedida emotiva y festiva, Robe se despidió y nosotros de él, con la garganta más roja que el culo de un beduíno.

“Sos queremos. Espero que esta noche cuando salgais de aquí os encontreis todos los bares abiertos.Vienen las Ferias la semana que viene, espero que seais felices, que yo ya lo soy”. Regalaron SALIR y el inevitable AMA, AMA, AMA y ENSANCHA EL ALMA guardándose un as en la manga para el final; intrincado y febril: AUTORRETRATO. Lujoso broche para una actuación que confirma la plenitud de su estado de forma.

Y ya consumado el final, todos hasta el puesto del merchandaising, donde Ramis, encargado del material, nos atendió con la simpatía que le caracteriza y nos aprovisionó de mecheros, llaveros y camisetas de moda o mejor dicho, de la moda Robe.

Foto: Iván Blázquez.

Categoría:

4 comentarios

  1. Anónimo says:

    os lo estais currando una pasada. no lo dejeis!!!

  2. Anónimo says:

    Espero que este blog no desaparezca, que si vosotros no podeis haceros cargo la web oficial se ocupe de mantener todo este material, porque lo que habeis puesto aquí es poco menos que un museo.
    Muy buena la crónica, completamente de acuerdo.

  3. Anónimo says:

    esta noche en Canal Norte el reportaje del concierto...a partir de las 10:30 de la noche

    saludos


    Patxi

  4. Anónimo says:

    No me jodáis, ¿realmente creéis que fue buen concierto? ¿Realmente creéis que Plasencia se merecía un concierto exactamente igual al de Salamanca, sin unas míseras palabras especiales, ni una canción especial para su tierra, ni una despedida de verdad?

    Aparte de la comercialización de la gira, incluidas sus canciones, la mayoría de ellas escuchables en radios y bares de niños bien, ¿dónde han quedado aquellos conciertos de verdadera fiesta, donde se olía el ambiente Extremoduro, y no olía a ropa de marca y a gomina?

    Lo siento, chicos, me parece realmente flipante y estupendo el trabajo que hacéis. Pero ni el grupo ni los que se llaman "seguidores", esos que se saben la de Puta, Salir y La Vereda, se lo merecen.

    Un abrazo.